Cómo utilizar nail wraps

Desde que os hablé de los nail wraps de Lily and Fox en Instagram, siempre recibo un montón de preguntas y comentarios al respecto. ¡Y es que yo no uso otra cosa en las uñas! Es tan cómodo y me duran tanto tiempo, que no he vuelto a hacerme una semi permanente.

A mí me encanta llevar las uñas pintadas. Pero claro, me gusta que el esmalte me dure, y eso no es nada fácil dedicándome a teñir lana (además de las cosas que hago en casa diariamente que implican mojarse las manos). Hace años que ni siquiera tengo esmalte normal, porque siempre me pasaba que era aplicarlo y estropearse en el mismo día 🙁 Da igual el precio que tengan, la marca que use, el esmalte tradicional no me dura NADA. Y claro que he probado a hacerme la semi permanente, pero siempre he acabado con las uñas hechas polvo, porque las estropea muchísimo. Así que cuando probé los nail wraps y vi que funcionaban tan bien, fue como la respuesta a todos mis deseos, jajaja.

Este post no está patrocinado, aunque desde Lily and Fox me han dado un código de descuento (está al final del post) porque les escribí para decirles que iba a escribir la entrada.

¿Qué son los nail wraps?

Los nail wraps son esmaltes de uñas que vienen en formato pegatina, en una hoja que contiene diferentes tamaños para que se adapten a todas las uñas. Son esmalte de verdad, es decir, no son pegatinas como tal. Y como el esmalte normal vienen en acabados de todo tipo: hay mates, brillantes, con purpurina, más o menos opacos… Los de Lily and Fox me gustan especialmente porque son veganos, 10 free y no testados en animales. Están además formulados para no dañar las uñas.

¿Cómo se aplican?

Aplicarlos es muy fácil, aunque como todo, es necesario practicar. La primera vez que los usas tardas un poco más, pero luego en 10 minutos tienes la manicura hecha. En la web de Lily and Fox hay una guía paso a paso con animaciones, y hace un tiempo dejé en mis destacados de Instagram varios vídeos donde puedes ver cómo se hace, solo tienes que pinchar en «Nail Wraps».

1. Primero, limpia las uñas de cualquier resto de grasa o suciedad. Puedes lavarte las manos con agua y jabón o utilizar un algodón impregnado en alcohol.

2. Elige el tamaño de wrap adecuado a tu uña, retira el protector transparente que lleva encima y despégalo de la hoja por la parte gris.

3. Colócalo sobre la uña, justo debajo de la cutícula (pero que no la toque). Presiónalo sobre la uña para que se adhiera bien, primero por un lado, luego sobre el centro de la uña y después por el otro extremo. Dobla hacia abajo el sobrante.

4. Con la lima que viene en cada pedido, elimina el sobrante, limando siempre en vertical hacia abajo (si lo haces en otro sentido puedes dañar el esmalte). Verás cómo se separa de la uña y puedes retirarlo fácilmente.

5. Repite en el resto de uñas.

Para terminar, aplica una capa de top coat (que no sea de secado rápido). Puedes usar un top de gel si lo tienes. Este paso para mí es clave, porque hace que el esmalte aguante hasta 4 semanas. Por último, aplico un poco de aceite para cutículas y uñas, que es el secreto para tener las manos igual que si fueras a hacerte la manicura 😛

Los nail wraps de Lily and Fox

Yo estoy tan contenta con esta marca que no he necesitado probar ninguna otra. No solo me encantan sus ingredientes y que sean cruelty free, es que tienen CIENTOS de diseños. Hay lisos, con dibujos, holográficos… Cubren todas mis necesidades, jajaja.

Cada hoja viene con 7 tamaños de uña diferentes (14 pegatinas en total) y el precio es de 1,99€. Hay diferentes modos de envío, pero el estándar es gratuito a todo el mundo (es el que siempre he usado en mis pedidos y aunque tarda un poco, no he tenido problema nunca).

Y por si esto no fuera suficiente, me gusta que siempre pongan tanta atención a los pedidos e incluyan una lima y un palito de naranjo. Además, en el primer pedido suelen poner un wrap extra de regalo, para que practiques <3

Todas las semanas suben diseños nuevos, y si te suscribes a su lista de correos te avisan.

Así que este es el secreto de mis uñas, jajaja. Puedo llevarlas perfectas en cualquier ocasión sin tener que salir de casa, y lo de esperar a que el esmalte seque o tener mil botes diferentes es historia 🙂

Si quieres probarlos, desde Lily and Fox me han proporcionado un código de descuento para que uno de los nail wraps de tu pedido sea gratuito, solo tienes que usar el código GEMAAANDFRIENDS en tu cesta. El código es válido hasta el 3 de octubre para los primeros 50 pedidos que lo utilizen.

Por supuesto, si tienes cualquier duda sobre los nail wraps, estaré encantada de responderla en los comentarios.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad