Glamping en Finca les Coves

No hace falta decir que el COVID ha cambiado nuestra forma de viajar. Suponiendo que hayas seguido viajando, seguro que lo has hecho con menor frecuencia, y probablemente, como nos ha pasado a nosotros, que elijas otro tipo de destinos. Desde que empezó la pandemia no hemos salido de España, y las pocas vacaciones de las que hemos disfrutado hemos priorizado como destino los pueblos pequeños y alojamientos tranquilos.

Hace unas semanas estuvimos un par de días en Finca Les Coves, un trocito de paraíso que tenemos cerca de casa, en el mismo Alicante (aunque está situado en un pueblo), y he pensado que quizá estás buscando un sitio bonito y tranquilo al que ir este verano, y no se me ha ocurrido nada mejor que recomendarte este lugar 🙂


Finca les Coves está situado en Jijona, un pueblecito alicantino al que es muy fácil llegar, y que se encuentra en plena montaña. Es ideal para pasar unos días rodeada de naturaleza, practicar senderismo (hay varias rutas que salen desde el hotel) y visitar otros pueblos que se encuentran en los alrededores. Aunque si prefieres no hacer nada y disfrutar de sus instalaciones, también es un plan más que perfecto.

Nosotros nos alojamos en una de sus cabañas a-frame de estilo nórdico, ya que nos hacía muchísima ilusión estar alojados en una tiny house de este tipo. Pero en la finca hay diferentes tipos de alojamientos como una casa cueva, una casa típica de la zona o una tienda safari equipada con todas las comodidades. Nos gustó mucho la situación de todos los tipos de alojamiento diferentes, porque están súper separados unos de otros y la privacidad es total (salvo en la zona de cabañas, ya que son dos y están juntas, aunque la otra cabaña no estaba ocupada y estuvimos solos). También hay una casa más donde viven los propietarios de la finca y donde además se encuentra la piscina de libre acceso, un bar donde puedes servirte lo que quieras y la zona donde se imparten clases de yoga y otras actividades.

Y qué puedo decir de la cabaña… es preciosa y está decorada con todo detalle, ¡me hubiese quedado a vivir allí! Las cabañas cuentan con dos dormitorios dobles, uno en la planta baja y otro en la parte superior al que se accede mediante una escalera. También tiene baño y una cocina completamente equipada (hay un dispensador de agua gratuito en la casa), y un salón con sofá y mesa de comedor. En la parte exterior tiene un porque elevado de madera, con sombrilla, mesa, sillones, hamaca… y hasta barbacoa. Así que no hace falta salir de allí para nada, jajaja. Nos gustó también que acepten mascotas, nuestros perretes estuvieron encantados allí. No hay ninguna restricción al respecto, solo que cubras el sofá y la cama en el caso de que vayan a subirse en ellos. Además, nos dejaron unos detallitos de bienvenida para ellos. Si eres de las que no concibe viajar sin su mascota, ¡lo recomiendo totalmente!

En la web de Finca les Coves puedes encontrar toda la información sobre los tipos de alojamiento (¡con muchas fotos!) y reservar tu estancia, aunque aviso de que suelen tenerlo todo completo y hay que ser algo previsora con las fechas o escoger mejor una estancia entre semana. Nosotros estamos deseando volver y probar un alojamiento distinto, pero me va a costar mucho no volver a elegir la cabaña, porque fue perfecta para nosotros.

* Todas las imágenes de este post pertenecen a Finca Les Coves.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad