Christmas KAL

El año pasado participé en un KAL de Navidad en un grupo privado de Instagram junto a otras tejedoras europeas, y fue una experiencia súper bonita. No había un patrón definido ni una lana, simplemente cada una tejía un par de calcetines durante el mes de diciembre con la idea de estrenarlos en Navidad (y los días navideños posteriores, claro). Éstos son los calcetines que tejí, creo que quedaron súper navideños 😀

Este año me encantaría que tejiéramos juntas un proyecto de Navidad, y así hacer que las fiestas sean todavía más especiales.

LOS PROYECTOS

Para que participe todavía más gente y como el último proyecto que tejimos en un knitalong fueron unos calcetines, podrás elegir entre dos tipos de proyecto: uno es el Luminaria Shawl de Larkspur Knits, pensado para usar minis de Calendarios de Adviento tejeriles o restos de madejas (puedes usar mini madejas o una lana como base y otra que haga contraste, como más te guste), y el otro proyecto serán unos calcetines navideños en los que puedes tejer el patrón que quieras, siempre y cuando sea relacionado con la Navidad mediante los colores de la lana o el dibujo del patrón.

¿Hay que tejer ambos proyectos? No, puedes elegir el que prefieras o te venga mejor. Yo voy a intentar tejer ambos porque tengo los materiales y mi idea es tejer un par de calcetines de Navidad cada año, pero no hay que estar tan loca como yo, jajaja.

FECHA DE INICIO Y LUGAR DEL KAL

El KAL empieza oficialmente el 1 de diciembre y continuará hasta que pasen las fiestas. Aquí no es tan importante terminar a tiempo como compartir el proceso, pasar un ratito con las otras participantes en el grupo, etc.

Celebraremos el KAL en The Knit Cafe (es mi grupo gratuito para tejedoras), donde encontrarás desde ya mismo un grupo privado para el KAL. Dentro del grupo tienes toda la información sobre el Luminaria Shawl y también voy a ir compartiendo diferentes ideas de patrones y lanas para los calcetines navideños.

Además, haré una pequeña actualización de la tienda online el día 1 de diciembre, con un descuento exclusivo para las que quieran usar lana de Yarnitas para el KAL.

Tengo muchísimas ganas de compartir el espíritu navideño (mi época favorita del año) con otras tejedoras, ¡espero que participéis! Os contaré más sobre mi elección de lana y patrón en el grupo del KAL <3

Review: SolidPod de Freshly

Cuando me enteré de que Freshly Cosmetics iba a sacar el SolidPod, me pareció un inventazo. Hace tiempo que uso champú y acondicionador sólidos y guardarlos siempre ha sido un problema. Que si están mojados, que si no se secan bien cuando los pones en una lata, que si tienes que viajar y no sabes cómo llevarlos… En fin.

El SolidPod es una caja que permite usar y guardar la pastilla de gel de baño o champú (solo hay disponible estas dos opciones) sólido sin tener que manipularla con las manos. Además, como la pastilla no se saca en ningún momento de la caja, dura más y se aprovecha hasta el final. Simplemente quitas la tapa para usarlo, regulas la base conforme se va gastando el producto y lo frotas sobre el pelo o la piel.


En el momento en el que yo lo compré estaba todavía en preventa, pero ahora ya está disponible en su tienda online, y puedes elegir entre diferentes colores para el aplicador. Todo me llegó en un cajita sin plásticos, algo que agradezco.

Con el aplicador estoy encantada. Funciona genial, aunque tiene alguna cosilla que mejorar, pero la pastilla se sujeta perfectamente (una vez que se humedece se queda pegada al aplicador y no se mueve ni se suelta). Además, se coge muy bien con las manos mojadas, y cuando has terminado de usarlo se seca en nada. Después lo tapas y listo, es muy práctico. Sin embargo, la parte de abajo que regula la altura de la pastilla, es mejorable. Hay veces que se baja y tienes que empujarla con la mano para que se mantenga a la altura que quieres. A pesar de eso, lo que he dicho antes: es un inventazo. Y a primera vista puede parecer que solo se puede usar con su champú sólido, pero puedes poner dentro cualquier otra pastilla de otra marca, porque se sujeta igual y el uso es el mismo.


Hablemos ahora del champú. Lo primero que me llamó la atención al abrir la caja, fue el olor. Cuando un producto que se supone que es natural huele tanto, siempre desconfío. Así que miré la lista de ingredientes y me sorprendió ver que era casi interminable. Ahora que lo he utilizado durante un par de meses, confirmo que no me gusta nada. Estoy deseando terminar la pastilla para cambiarla por la de mi champú sólido habitual. Nada más lavarte el pelo lo deja perfecto, muy suave y con sensación de limpieza. Pero no dura nada limpio. Es una pena, porque si tuvieran diferentes variedades de champú entre las que elegir, quizá encontraría una que me fuera bien con mi tipo de pelo. Pero solo hay una, así que… es un gran no para mí.


Si usas champú o jabón sólidos, te recomiendo hacerte con el aplicador (no lo venden suelto, así que tienes que escoger entre gel de ducha o champú para la pastilla), y luego usarlo con tu champú sólido habitual.

¿Has probado el SolidPod de Freshly Cosmetics? ¿Cómo almacenas tu champú sólido y cuál es tu marca favorita?

Vogue Knitting Project Journal

En uno de los últimos episodios del podcast os hablé de este pequeño cuaderno de proyectos, y os debía un vídeo enseñando sus páginas. Es el Project Journal de Vogue Knitting (me declaro fan de todos sus libros sobre punto, de los mejores y más actuales que hay). Como ya sabéis, yo no soy muy dada a este tipo de cuadernos, prefiero siempre hacérmelos yo porque así puedo ocupar todo el espacio que necesite en cada proyecto. PERO, siempre hay un pero, jajaja, este cuaderno me ha hecho cambiar de opinión.

Lo primero: me gusta su diseño y me parece práctico para llevarlo en la bolsa de labor. Es bonito y compacto, algo que siempre tengo en cuenta. Y lo más importante: tiene montones de páginas súper útiles para una tejedora, ¡con mucho espacio para escribir!

He preparado este vídeo para que puedas ver su interior, y justo debajo tienes una lista de todas las páginas que contiene:

Dentro del Project Journal encontramos espacio suficiente para anotar hasta 25 proyectos. Cada proyecto tiene diferentes páginas y tipos de pautado: una página para anotar información como lana, número de agujas, diseñadora, etc., otra con papel para diseñar gráficos y justo después, dos páginas con papel pautado de puntos para tomar notas. Cada proyecto tiene un número asignado, cuya ubicación en el borde de la página coincide con la del índice, para encontrarlo rápidamente (un puntazo).

Al inicio del cuaderno encontramos varias páginas con información sobre cómo usar el Project Journal y algunos consejos para diseñar nuestros propios patrones. El resto de páginas de consulta y archivo las encontramos al final, tras las páginas dedicadas a los proyectos. Tenemos papel para diseñar gráficos y colorwork (de los que te muestran cómo quedará el dibujo una vez tejido), tablas con las medidas estándar de hombres, mujeres, niños y adolescentes, también las medidas estándar de cabeza y pie. Una guía sobre cómo tomar medidas corporales, junto a un par de páginas donde anotar tus medidas y las de todas las personas para las que sueles tejer (esto viene genial para saber siempre las medidas de tu pareja, de tu familia…). Por último, una tabla con los grosores de lana estándar, el metraje estimado de lana que necesitan diferentes tipos de proyecto y un inventario de agujas para saber los números que tenemos. Al final del todo, una página con los símbolos y abreviaturas más comunes.

Me encanta, así de simple. Le faltan algunos detalles como por ejemplo un cierre, que es algo que busco en los cuadernos que uso para este fin, porque suelo añadir las bandas de los ovillos, fotos, etc. y el cuaderno va engordando con el paso del tiempo, jajaja. Y también algún bolsillo interior (se nota que estoy acostumbrada a las Leuchtturm y Moleskine). ¡Pero se puede solucionar fácilmente! Es más, me gusta tanto que tenía que empezar nuevo cuaderno de proyecto y voy a estrenarlo en lugar del cuaderno que compré.

Cuando lo pedí solo estaba disponible en Amazon, ninguna tienda de lanas en España lo tenía, así que no sé si ahora que han pasado unas semanas lo podéis encontrar en vuestra tienda habitual. Sí lo encontré en alguna tienda fuera de España, pero no merecía la pena pedirlo por los gastos de envío.

Iré enseñando las páginas que complete en Instagram, y también las diferentes personalizaciones que le haga. ¿Cuál es tu cuaderno de proyectos favorito?

Cómo hacer una carpeta porta patrones

Seguro que has visto este tipo de carpetas mágneticas porta patrones en muchos sitios. Las más populares ahora mismo son las de Cocoknits y la de Knit Pro, pero también he visto de otras marcas. Y te preguntarás «Si ya existen estos inventos, ¿por qué viene Gemma ahora con un DIY?». La cosa es que no terminan de convencerme las carpetas para patrones que hay en el mercado (siempre encuentro alguna pega), y además, su precio me parece excesivo. Algunas son bonitas, como la de CocoKnits, pero el tamaño A4 no me parece útil para llevar en mi bolsa de proyecto, y el precio… ¿La de Knit Pro? Hay tamaño A5, pero con perdón, es bastante fea…

Puedes hacerte una carpeta porta patrones por unos 5€ aproximadamente. Una carpeta que se ajuste a lo que necesitas tú, que puedas llevar a todas partes, ¡y se hace en 10 minutos! No tiene ninguna dificultad más que la de encontrar una carpeta o soporte que te guste.

Así que ahí va:


MATERIALES Y HERRAMIENTAS

– Carpeta con clip. Yo he usado tamaño A5 y en madera, la mía es de Tiger y costó 3€, pero en Amazon y en papelerías tienes de todos los tamaños y acabados que  busques, incluso con tapa si lo prefieres.

– Lámina magnética del tamaño de tu carpeta. La puedes encontrar en cualquier bazar y tiendas de manualidades, algunas son adhesivas por un lado (mejor). Yo la compré en un bazar por 1,80€. En mi caso no es adhesiva, pero eso no es problema porque lo solucionamos el material siguiente.

– Cinta adhesiva de doble cara.

– Tijeras.

– Imanes pequeños (opcional).

– Washi tape o papel decorado.

– Guillotina (opcional pero muy útil).


1. Limpia la superficie de tu carpeta de cualquier resto de suciedad o polvo, y luego mide tu lámina magnética. Como ves en la imagen superior, la mía era algo más grande que la carpeta, cosa que nos viene muy bien porque así podemos usar el sobrante para hacer marcadores después 🙂


2. Usando la guillotina o las tijeras, corta el sobrante de la lámina magnética. Puedes ver que yo corté algo más para que no quedase pegada a los bordes de la carpeta, y que además redondeé las esquinas inferiores.


3. Añade la cinta adhesiva de doble cara a la parte trasera de la lámina magnética. Ten cuidado porque la lámina tiene una cara del derecho y otra del revés (la que brilla un poco más es la cara derecha). Si tu lámina ya tiene un lado adhesivo, puedes saltarte este paso, aunque recomiendo añadir un par de tiras para reforzar.


4. ¡Hora de unir la lámina magnética a la carpeta! Hazlo con cuidado para que quede bien alineada. Prepara las tiras sobrantes de cortar la lámina y los imanes (en caso de que vayas a usarlos).


5. Ahora utiliza el washi tape o el papel decorado para forrar los imanes y las tiras de la lámina magnética que has cortado antes. También puedes usar una regla metálica o una tira de madera a la que añadas un par de imanes. Cuando sujetes el patrón, estas tiras e imanes te servirán para marcar el progreso y las vueltas que tejas.


Y ya la tienes 🙂

Solo has de colocar tu patrón sujetándolo con la pinza de la carpeta, y luego usar las tiras magnéticas para marcar tu posición en el patrón o gráfico. Si necesitas añadir un soporte a la parte trasera para que se mantenga en posición vertical, puedes utilizar un soporte para teléfono de este tipo.

Yo no puedo estar más contenta desde que me hice mi carpeta para los patrones, la verdad. Especialmente porque así no se arrugan ni se estropean cuando los llevo en la bolsa de proyecto y porque es súper fácil marcar el número de vuelta por el que voy. En la parte trasera he aprovechado para ir añadiendo pegatinas tejeriles que me han ido regalando. Más personalizada, ¡imposible!

Spooky Socks

¡Mis calcetines de Halloween! A los que he llamado Spooky Socks, por supuesto, jajaja. No soy muy original con los nombres, pero estoy deseando ponérmelos el próximo fin de semana (junto con mi tote bag, funda para el móvil y manicura a juego de Halloween).

Después de tener vistos varios patrones, la lana me pedía unos calcetines básicos, así que solo añadí una mini madeja teñida por mí de la colección de Halloween de la tienda online. Con ella tejí el elástico, el talón y la puntera. La lana es una vieja conocida para las que escuchan el podcast, Regia Sock. La tenía en mi stash desde hace meses cuando hice una compra bastante abundante de ovillos de Regia para tejer calcetines (siempre tengo porque van genial para tejer calcetines a personas no tejedoras). Fue verla en la tienda y pensar «¿Y si empiezo una nueva tradición de tejerme un par de calcetines de Halloween cada año?», y aquí están 😛

El patrón es inventado, no tiene misterio, solo es un calcetín normal y corriente con un talón tipo afterthought. Por un lado, quería hacer este tipo de talón porque se añade al final y es rápido de tejer, pero por otra parte, es un talón que normalmente no me ajusta bien al pie y no me resulta cómodo. Con una pequeña búsqueda, vi que es algo bastante común. Hay varias formas de modificarlo para que ajuste mejor, y me decidí a probar este tutorial. Han quedado perfectos y a partir de ahora siempre lo tejeré así. Si sueles tener el mismo problema, ¡te recomiendo que lo pruebes! Para mí ha supuesto una gran diferencia en el ajuste 😀

¡Creo que han quedado muy halloweenescos! Los colores de la lana son perfectos.


Ahora ya solo me falta esperar a que llegue Halloween para hacer el sorteo del Spooky KAL en The Knit Cafe, tengo un montón de ganas de entregar el premio. Ha sido un KAL súper divertido.

Patrón: propio, calcetines básicos con talón afterthought.
Lana: Regia Design Line by Arne & Carlos Gargia, color 3861 + mini madeja de Yarnitas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad