Review: SolidPod de Freshly

Cuando me enteré de que Freshly Cosmetics iba a sacar el SolidPod, me pareció un inventazo. Hace tiempo que uso champú y acondicionador sólidos y guardarlos siempre ha sido un problema. Que si están mojados, que si no se secan bien cuando los pones en una lata, que si tienes que viajar y no sabes cómo llevarlos… En fin.

El SolidPod es una caja que permite usar y guardar la pastilla de gel de baño o champú (solo hay disponible estas dos opciones) sólido sin tener que manipularla con las manos. Además, como la pastilla no se saca en ningún momento de la caja, dura más y se aprovecha hasta el final. Simplemente quitas la tapa para usarlo, regulas la base conforme se va gastando el producto y lo frotas sobre el pelo o la piel.


En el momento en el que yo lo compré estaba todavía en preventa, pero ahora ya está disponible en su tienda online, y puedes elegir entre diferentes colores para el aplicador. Todo me llegó en un cajita sin plásticos, algo que agradezco.

Con el aplicador estoy encantada. Funciona genial, aunque tiene alguna cosilla que mejorar, pero la pastilla se sujeta perfectamente (una vez que se humedece se queda pegada al aplicador y no se mueve ni se suelta). Además, se coge muy bien con las manos mojadas, y cuando has terminado de usarlo se seca en nada. Después lo tapas y listo, es muy práctico. Sin embargo, la parte de abajo que regula la altura de la pastilla, es mejorable. Hay veces que se baja y tienes que empujarla con la mano para que se mantenga a la altura que quieres. A pesar de eso, lo que he dicho antes: es un inventazo. Y a primera vista puede parecer que solo se puede usar con su champú sólido, pero puedes poner dentro cualquier otra pastilla de otra marca, porque se sujeta igual y el uso es el mismo.


Hablemos ahora del champú. Lo primero que me llamó la atención al abrir la caja, fue el olor. Cuando un producto que se supone que es natural huele tanto, siempre desconfío. Así que miré la lista de ingredientes y me sorprendió ver que era casi interminable. Ahora que lo he utilizado durante un par de meses, confirmo que no me gusta nada. Estoy deseando terminar la pastilla para cambiarla por la de mi champú sólido habitual. Nada más lavarte el pelo lo deja perfecto, muy suave y con sensación de limpieza. Pero no dura nada limpio. Es una pena, porque si tuvieran diferentes variedades de champú entre las que elegir, quizá encontraría una que me fuera bien con mi tipo de pelo. Pero solo hay una, así que… es un gran no para mí.


Si usas champú o jabón sólidos, te recomiendo hacerte con el aplicador (no lo venden suelto, así que tienes que escoger entre gel de ducha o champú para la pastilla), y luego usarlo con tu champú sólido habitual.

¿Has probado el SolidPod de Freshly Cosmetics? ¿Cómo almacenas tu champú sólido y cuál es tu marca favorita?

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad